LA SANTIFICACIÓN DEL CRISTIANO, (28º estudio bíblico) 36ª entrada

Hola nuevamente amigos !!!

Después de considerar el bautismo en el estudio anterior y ver como él es la puerta a la salvación, vamos hoy a adentrarnos en la vida de santificación del cristiano, en la carrera que tenemos por delante después de hacer el pacto con el Señor en las aguas bautismales. Veremos también como debe ser la vida del creyente y su conducta.

El cristiano regirá su conducta por un ideal que enfoque a la persona de nuestro Señor Jesucristo. No podemos desconocer el hecho de que de lo real a lo ideal hay una gran distancia. Pues bien, ese trecho debe andarse por la ayuda de Dios, superando diariamente toda manifestación pecaminosa y contraria a la letra y al espíritu del Evangelio. Este es el proceso de la santificación del cual estudiaremos algo.

 LA VOLUNTAD DE DIOS

 ¿Cuál es la voluntad de Dios para los suyos? 1ª de Tesalonicenses 4 : 3 al 7.

 
3 “Pues la voluntad de Dios es vuestra santificación; que os apartéis de fornicación;
4 que cada uno de vosotros sepa tener su propia esposa en santidad y honor;
5 no en pasión de concupiscencia, como los gentiles que no conocen a Dios;
6 que ninguno agravie ni engañe en nada a su hermano; porque el Señor es vengador de todo esto, como ya os hemos dicho y testificado.
7 Pues no nos ha llamado Dios a inmundicia, sino a santificación.”

 La voluntad de Dios para los suyos es que alcancemos la santificación. Santificar es apartar algo o alguien para un uso santo. Los vasos del templo eran santos. El día de reposo es santo. El recinto del templo es santo. La presencia de Dios santifica el lugar en que él se encuentra, ya sea el templo, el monte Sinaí o el sitio en que la zarza ardía sin consumirse. Podemos deducir que el cristiano es santo porque se aparta del mundo para servir a Dios y lo es también porque el Señor mora en su corazón. La palabra santificación puede tener otro significado; puede ser sinónimo de perfección. (Comparemos Levítico 11 : 44 con Mateo 5 : 48)

 44 “Porque yo soy Jehová vuestro Dios; vosotros por tanto os santificaréis, y seréis santos, porque yo soy santo; así que no contaminéis vuestras personas con ningún animal que se arrastre sobre la tierra.”

 

48 “Sed, pues, vosotros perfectos, como vuestro Padre que está en los cielos es perfecto.”

A esta última acepción se refiere la doctrina bíblica de la santificación. Es la obra de toda la vida; la aplicación constante de la gracia de Dios, para alcanzar la santificación : la semejanza a Dios.

 ¿Qué aspectos de la persona abarcará la santificación? 1ª de Tesalonicenses 5 : 22 y 23.


 

22 “Absteneos de toda especie de mal.
23 Y el mismo Dios de paz os santifique por completo; y todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo.”
 

 La santificación incluye toda la personalidad : o sea el cuidado del cuerpo, la pureza de la vida afectiva y la orientación de todos los pensamientos hacia el bien.

 ¿Cuál será la norma de conducta del que quiere alcanzar la santificación? 2ª de Corintios 5 : 14 y 15.

 14 “Porque el amor de Cristo nos constriñe, pensando esto: que si uno murió por todos, luego todos murieron;
15 y por todos murió, para que los que viven, ya no vivan para sí, sino para aquel que murió y resucitó por ellos.”

 

 Simplemente vivirá para Cristo. El cristiano convertido no vive para sí : vive para el que murió y resucitó por él. Por lo tanto, todas las actividades de su vida estarán orientadas a dar el mayor honor a Cristo. De ese modo se irá santificando.


 ¿Qué consejos se nos da en cuanto a nuestra indumentaria? 1ª de Timoteo 2 : 9 y 10 y 1ª de Pedro 3 : 3.

 9 “Asimismo que las mujeres se atavíen de ropa decorosa, con pudor y modestia; no con peinado ostentoso, ni oro, ni perlas, ni vestidos costosos,
10 sino con buenas obras, como corresponde a mujeres que profesan piedad.”

  3 “Vuestro atavío no sea el externo de peinados ostentosos, de adornos de oro o de vestidos lujosos.”

 El consejo que brinda la escritura es que la manera de vestir sea modesta y recatada, sin adornos ostentosos. 

 ¿Qué es lo que en realidad alegra y embellece la vida? Proverbios 15 : 13; Colosenses 1 : 27 y

2ª de Timoteo 2 : 22.

 13 “El corazón alegre hermosea el rostro; Mas por el dolor del corazón el espíritu se abate.”   

 27 “A quienes Dios quiso dar a conocer las riquezas de la gloria de este misterio entre los gentiles; que es Cristo en vosotros, la esperanza de gloria.”  

22 “Huye también de las pasiones juveniles, y sigue la justicia, la fe, el amor y la paz, con los que de corazón limpio invocan al Señor.”  

 Un corazón alegre. Un corazón en el cual mora Cristo. Un corazón puro. La justicia de Cristo será nuestro mejor adorno. Un carácter noble y un espíritu manso, humilde y benigno, harán de nosotros personas atrayentes y útiles.

 LAS DIVERSIONES

 ¿Qué principios contiene la Palabra de Dios que pueden aplicarse a la lectura, el cine y otras diversiones y pasatiempos? Filipenses 4 : 8 y 1ª de Juan 2 : 15 al 17.

  8 “Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad.” 

  15 “No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él.
16 Porque todo lo que hay en el mundo, los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida, no proviene del Padre, sino del mundo.
17 Y el mundo pasa, y sus deseos; pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre.”

 

 Que busquemos lo bueno y elevador y que nos apartemos de los deseos carnales y de la soberbia de la vida.

 ¿Cuál será, en consecuencia, nuestra mayor ocupación? 1ª de Pedro 1 : 13 al 16. 

  13 “Por tanto, ceñid los lomos de vuestro entendimiento, sed sobrios, y esperad por completo en la gracia que se os traerá cuando Jesucristo sea manifestado;
14 como hijos obedientes, no os conforméis a los deseos que antes teníais estando en vuestra ignorancia;
15 sino, como aquel que os llamó es santo, sed también vosotros santos en toda vuestra manera de vivir;
16 porque escrito está: Sed santos, porque yo soy santo.”

 Nuestra mayor ocupación será la de ser santos como Dios es santo.

 CONCLUSIÓN

 ¿Qué recompensa se asegura a los fieles? Marcos 10 : 28 al 30 y 1ª de Corintios 9 : 23 al 27.

  28″Entonces Pedro comenzó a decirle: He aquí, nosotros lo hemos dejado todo, y te hemos seguido.
29 Respondió Jesús y dijo: De cierto os digo que no hay ninguno que haya dejado casa, o hermanos, o hermanas, o padre, o madre, o mujer, o hijos, o tierras, por causa de mí y del evangelio,
30 que no reciba cien veces más ahora en este tiempo; casas, hermanos, hermanas, madres, hijos, y tierras, con persecuciones; y en el siglo venidero la vida eterna.” 

 23 “Y esto hago por causa del evangelio, para hacerme copartícipe de él.
24 ¿No sabéis que los que corren en el estadio, todos a la verdad corren, pero uno solo se lleva el premio? Corred de tal manera que lo obtengáis.
25 Todo aquel que lucha, de todo se abstiene; ellos, a la verdad, para recibir una corona corruptible, pero nosotros, una incorruptible.
26 Así que, yo de esta manera corro, no como a la ventura; de esta manera peleo, no como quien golpea el aire,
27 sino que golpeo mi cuerpo, y lo pongo en servidumbre, no sea que habiendo sido heraldo para otros, yo mismo venga a ser eliminado.”

La recompensa que se nos asegura es : la compañía de los santos en esta vida y la vida eterna con una corona incorruptible en la venidera.

 Hasta aquí este estudio sobre la santidad. Cuando hacemos el pacto con el Señor por medio del bautismo por inmersión, entonces comienza para nosotros una vida de santificación en la cual debemos cambiar el estilo de vida que hasta ese momento habíamos llevado. La vestimenta será mas sobria, las diversiones mas sanas, sin discotecas, ni alcohol, ni tabaco ni frecuentar lugares inapropiados, sino disfrutar de la naturaleza, el sol, el aire puro, deportes apropiados y con camaradería, sin violencia. También la alimentación debe cambiar y amoldarse a la norma bíblica. En definitiva, dejar de hacer las cosas mundanas y hacer las cosas que puedan glorificar a Dios y honrarle con nuestro cuerpo.

 En el próximo y penúltimo estudio hablaremos sobre el cristiano y su dinero, hasta entonces que el de hoy os haga reflexionar y que Dios os bendiga y recordad : El está siempre dispuesto a escucharnos y atendernos. Saludos en Cristo.

Encontraréis una ampliación de este tema y en video en las conferencias de El Gran Engaño, en el apartado de PREDICACIONES nº 23  http://www.youtube.com/watch?feature=player_detailpage&v=7z-1E0T5Q3g

logoradio600-90

bannerelgranenganyo

Clica foto, para registrarte a los boletines de El gran engaño.

Anuncios

Acerca de josep58

creyente
Esta entrada fue publicada en Estudios Bíblicos y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a LA SANTIFICACIÓN DEL CRISTIANO, (28º estudio bíblico) 36ª entrada

  1. Samuel Comabella dijo:

    Hola Josep, podriam fe uns arreglus no, per aprofita de canaliza la gent que et segueis el ministeri del gran engayn.

    Date: Sun, 3 Mar 2013 15:18:05 +0000 To: samuelcomabella@hotmail.com

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s